Manuel Salazar, un imprescindible.

Ha partido Manuel Salazar Salvo uno de los periodistas de investigación más importantes que haya dado este planeta. Riguroso, incisivo y más valiente que la chucha. De su trabajo en Dictadura y también posterior a ella salieron obras importantísimas para develar el horror y resguardar la memoria y también para denunciar los abusos y las redes del poder político y económico. Ni una sola palabra de sus textos ha sido hasta hoy refutada.

Guardo de él algunos libros, sus clases, una que otra charla. Lo conocí en la universidad, por supuesto flamante profesor de Periodismo Investigativo. Un lujazo, la carrera sacaba pecho con contrataciones así. Lo recuerdo con sus ojos medios tristes pero con una sonrisa que los terminaba siempre venciendo y le daba un aspecto muy distinto. Traía chaqueta larga, a veces un sombrero, una pinta como de investigador privado y bueno a su manera lo era y de los mejores.

Yo claramente no seguí su ámbito profesional, pero sí fui testigo de como influyó en algunos compañeros y eso habría que empezar a multiplicarlo por todos los lugares donde se dedicó a enseñar y esto por supuesto incluye pero también supera las aulas. Era una enciclopedia y una institución en sí mismo respecto de una profesión.

Era y es una leyenda dentro de un tipo de periodismo que no tiene el glamour de la TV ni menos la instantaneidad de las redes sociales pero sin el cual toda democracia corre peligro. Un periodismo cuya convicción se ubica de espaldas a las relaciones públicas. Su muerte no se toma los matinales ni las conversaciones populares y esperemos que el tiempo sepa hacer justicia con personas como él porque hoy ha partido un hombre imprescindible.

Una vez en una feria libre encontré un ejemplar de su libro sobre Piñera y no dudé en comprarlo. Un amigo me acompañaba y preguntó por qué llevaba un libro sobre Piñera. No es un libro sobre Piñera le dije, es un libro de Manuel Salazar.

(Visited 18 times, 1 visits today)