La Fannia en África

en Arte/Conciertos/Discos/Música por

La Fannia no sólo fue el sello más importante de la música caribeña desde la segunda mitad de los sesenta, fue también el nombre de uno de los combos más impresionantes que tenga registrado la música. Compuesta por los más populares e influyentes músicos de la historia de la salsa (y en el mejor momento del género y de sus carreras), la Fannia era lo más parecido a tener en competencia un equipo integrado por Pelé, Maradona, Di Estéfano, Messi, Puskas,Cruyff, Beckenbauer, Ronaldo, etc. si es el que el tiempo y la fantasía futbolera los hubiese podido hacer coincidir. Olvídense del Real Madrid del 50, del Milán de Sachhi o del Barcelona de Pep, aún estarían lejos de una orquesta que reinó de manera grandiosa por casi 20 años y donde, por tirar sólo un dato, los coros los hacían nada más y nada menos que los cantantes más importantes de la época, tipos como Ismael Miranda, Santos Colon, Hector Lavore y Ruben Blades, entre otros fundamentales que por ahí pasaron.

La energía y el talento derrochados con total falta de mezquindad hacía que prácticamente todos los conciertos de la Fannia fueran inolvidables, y ahí están las presentaciones (grabadas afortunadamente) en el Cheeta de Nueva York o en el Coliseo Roberto Clemente de San Juan de Puerto Rico.

En todas aparecía la carismática figura de Pacheco dirigiendo a la patota con su exuberante estilo, potenciado aún más el espectáculo. En todas estaban Harlow, Palmieri o Papo Luca dando cátedra desde el piano, los insuperables arreglos del maestro Valentín; en todas Ray Barreto le daba a los cueros como si el mundo se acabara en ese momento y en todas el lugar se venía abajo cuando Cheo Feliciano cantaba “El Ratón” (aquí acompañado insuperablemente por Jorge Santana, el hermano de Carlos)  o cuando Héctor Lavoe hacía “Mi gente”.

Sin embargo fue en Zaire en 1974, como espectáculo en torno a la majestuosa pelea entre Muhammad Ali y George Foreman, la vez donde América devuelve y presenta ante 80 mil personas esta música surgida hace unos años tomando las claves del jazz, caribe y por supuesto África,

El video tiene muchos momentos de lujo pero la imágenes del público bailando en éxtasis y tomando en andas a Lavoe bastan para perdurar y hacer de éste un imprescindible de la historia de la música.

Ariqueño | Porteño | Animalista y Humanista | Guitarrero | Baila lo que le pongan | En la cancha sale jugando, en la vida lo intenta | Trabaja gratis si la cosa lo merece | Cree en la mayoría de las causas perdidas | Defiende a Briceño, Cohelo y Arjona | No es un bueno para nada, al menos sirve como mal ejemplo | + info rodrigoacunabravo.cl

Agregar un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimas Críticas en esta Categoría

Porno/Haiku/Graphy

  Porno/Haiku/Graphy es un libro con tintes de objeto visual. Un híbrido

La dignidad a dos voces

En 1975, Daniel Viglietti y Mario Benedetti coincidían en México durante el

JUMPER

JUMPER, de Francisco Miranda, es un libro que más allá de evocar
Vamos Arriba